¿Por qué conviene comprar partes OEM de Mercedes?


Un Mercedes no es un coche normal; si tienes uno, sabes a que nos referimos. La marca Mercedes Benz alcanzó un valor de 23.360 millones de dólares estadounidenses en 2019, sus coches de alta gama necesitan atención y cuidados especiales.

 Ya sea que lo mantengas tú mismo o lo lleves a un concesionario o taller autorizado querrás usar los mejores materiales y herramientas para tu coche. Aquí hay algunos puntos a tener en cuenta a la hora de decidir entre las piezas OEM o las alternativas genéricas del mercado de accesorios.

¿Cuál es la diferencia?

Las partes originales del fabricante (OEM) son artículos genuinos diseñados especialmente para adaptarse a cada marca y modelo particular de Mercedes. Los repuestos del mercado de accesorios puede adaptarse a más de un modelo o marca de coche, por lo que no son específicos para tu vehículo. Estas piezas tienden a ser más económicas, pero es posible que tengas que alterarlas de alguna manera para obtener el ajuste correcto. Con las partes originales del fabricante, tienes la certeza de que estás obteniendo el tamaño y el ajuste correctos.

¿Puedes ahorrar dinero con las piezas OEM de Mercedes?

Aunque pueda sonar contradictorio porque los repuestos del mercado de accesorios suelen tener un precio más bajo, a la larga, estos articulos suelen costar más. Para empezar no duran tanto como las piezas originales porque no tienen la misma calidad de fabricación. En consecuencia, a menudo se acaban sustituyendo con más frecuencia, lo que genera más gastos. Además, las partes OEM están respaldadas por una garantía limitada de fabrica con la que no cuentan las piezas genéricas.

¿Es la mejor opción para tu coche?

Los repuestos OEM de Mercedes garantizan el buen funcionamiento de tu coche porque están pensados especificamente para tu vehículo. Muchos están diseñados para durar más que las piezas estándar y para funcionar bien con otras partes de Benz. Los sistemas internos pueden no funcionar al 100% cuando se añaden refacciones genéricas. El uso de este tipo de productos puede hacer que tu coche necesite reparaciones adicionales e inesperadas.

 Aquellos que poseen un Mercedes saben que no es un coche común y corriente. Es un vehículo de lujo con piezas y tecnología de alta gama. Requiere repuestos especiales, mantenimiento y actualizaciones para proteger tu inversión. Aunque a veces te veas tentado a utilizar partes genéricas, ten en cuenta que no siempre es lo mejor para el vehículo o tu cartera.